Sin una pista

Posted in Sin categoría by Singer on 9 marzo, 2010

La biografía de Shakespeare de Lampedusa, culto y aristócrata, aunque no siempre en este orden. Llega a ser conmovedor cuando se disculpa por su trato a All’s well that ends well (pág. 67). “La leo una vez al año, en Cuaresma” es un insulto memorable, pero no recuerdo otro ensayista que termine su diatriba con un “Pero se ve que estoy de mal humor. O sea que basta”.

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. reporteroramirez said, on 9 marzo, 2010 at 3:43

    Hasta los más duros críticos tienen su momento de debilidad…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: