Sin una pista

Posted in Sin categoría by Singer on 8 junio, 2010

Hoy ha sido un día brillante para el gobernador inglés, me permitirás la desfachatez de ignorar lo de prime minister, Cameron. La política. La semiótica, siempre.  ¡La imagen! Ha acogido a Margaret Thatcher, como sabrás por los titulares. Thatcher es, con frecuencia, coronada brillantísima. ¡La dama de hierro! ¡La estadística!

Sin embargo, el titular no es Cameron se reúne con Thatcher. La catástrofe que podemos ver ahí. No. El titular es otro. Cameron y el recorte público. Cameron ha lanzado no una amenaza catastrofista, sino una lección al maltrecho gobierno español. Lo terrible es cuando los conservadores acaparan el discurso brillante. Con motivos. Con razón. Cameron ha prometido no una catástrofe, sino una visita guiada al dentista. ¡Qué bien conoce a su pueblo! Dicen que está perplejo. Esa perplejidad que lleva al encantamiento, ese sentimiento desnortado que termina con la piruleta. Habrá representación académica, popular, sindical, etcétera. ¡El rigor a los ingleses a estas alturas de su democracia!

De la manita vamos al recorte. Al final todo sigue siendo una historia de padres reencontrados. A estas alturas, con Dios convertido en mofa de autobuses, el Padre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: